lrhphrase6.png

 Criminon España

Criminon (NO CRIMEN) es el nombre de una Organización Internacional sin ánimo de lucro, dedicada a ayudar en la rehabilitación y mejoramiento de personas que han incurrido en alguna conducta delictiva y están pendientes de juicio, o ya han sido condenadas. Actualmente está desarrollando su actividad en 35 países.

La actividad de la asociación se lleva acabo mediante un amplio programa de formación cuyo propósito es mejorar la educación del individuo y ayudarle a restaurar el respeto por sí mismo y la voluntad de reincorporarse a la sociedad como miembro activo y productivo. Esto se consigue a través de cursos, talleres y programas de corrección personalizados, que pueden impartirse en centros penitenciarios, centros de menores, casas de acogida, e incluso por correspondencia.

Todo el desarrollo del programa Criminon se dirige a reforzar la educación del individuo en valores de convivencia social, ética personal, capacidad de aprendizaje, relación con los demás, vida familiar, formación sobre el daño que causan las drogas, etc., dándole las herramientas necesarias para poder llevar una vida sana y productiva, tanto dentro de la cárcel como cuando recupere la libertad y vuelva a la sociedad. 

Criminon se dirige a todo tipo de personas, desde delincuentes ocasionales, mayores y menores de edad, a delincuentes habituales, integrados en bandas o no, sin importar la entidad de los delitos cometidos, y ha demostrado sus posibilidades de aplicación en todos los casos, porque va enfocado a la razón por la que alguien comete un delito: la pérdida del respeto por sí mismo, y cuando uno ya no puede confiar en sí mismo, sólo entonces, se vuelve una amenaza para los demás.

Criminon utiliza los descubrimientos de la investigación realizada por el autor y filántropo americano L. Ronald Hubbard, que personalmente trabajó como Oficial Especial para el Departamento de Policía de Los Ángeles a finales de 1940. En 1952, el Sr. Hubbard comenzó un programa de rehabilitación criminal con delincuentes juveniles en Londres, Inglaterra.

El programa Criminon nació tras dos décadas de desarrollo e investigación.